Cuando conocemos una nueva cultura, es vital aprender su idioma, su método de comunicación. A menudo gesticular no es suficiente, tampoco hablando alto o lento. Para navegar con una nueva cultura debes saber cómo comunicarte con ella,